Home » Protección de una idea

Protección de una idea

Hay muchas formas de hacer registrar la propiedad intelectual. Como hemos señalado en este sitio, el derecho de marcas, los derechos de autor, el derechos sobre un modelo, los derechos de base de datos, los derechos de obtención vegetal, el derecho de patente, el derecho de nombre comercial y otras campos del derecho ofrecen la posibilidad de registro. Sin embargo, para poder optar a la protección en campos del derecho y, de ese modo, poder actuar en contra de las infracciones, se requiere un nombre, modelo, trabajo o invención concretos. La contraparte abstracta de todas estas expresiones es la idea que derivó en estas expresiones concretas.

Es precisamente esa idea la que constituye la base para el trabajo posterior, la futura marca o nombre comercial o, por ejemplo, la invención elaborada.

La naturaleza de la propiedad intelectual y la puesta en conocimiento de esa propiedad respecto de terceros requiere la existencia de una expresión concreta. No es posible proteger una idea como propiedad intelectual. No existe un derecho de idea escrito.

Una idea es la base de cada invención, de cada trabajo o de cada marca, pero no es fácil, si no imposible de demostrar a terceros. El pensamiento es, por su naturaleza, difícil de probar.

En las negociaciones en las cuales se discute con los inversionistas sobre el diseño y la realización de ideas, el ideador deberá intentar, a menudo a través de un engorroso proceso de confidencialidad, mantener la propiedad de su idea, para no verse envuelto posteriormente en una caso en el cual dos personas reclaman la idea como suya.

Es importante poder demostrar que la idea es realmente de la persona que la ideó. Por esta razón es recomendable hacer registrar la idea. Este registro puede llevarse a cabo a través del i-depot. En el i-depot se estampa una fecha, de manera que el ideador podrá demostrar, en un eventual procedimiento, que tuvo esa idea en una determinada fecha y que la hizo registrar. El hecho de indicar que la idea está protegida de esta manera puede proporcionar en la negociación una gran tranquilidad . La determinación de la fecha del i-depot y su publicidad frente a las partes pueden excluir por adelantado mucha confusión.

No existe un régimen legal para la protección del i-depot y este no crea ningún derecho legalmente establecido, pero generalmente se lo reconoce como medio de prueba. Quizás usted no pueda monopolizar su idea, pero eso no significa que un tercero pueda ir y utilizar su idea comercialmente. Este uso por parte del tercero puede constituir un acto ilegal, en determinados casos.

Solicite una investigación gratuita de marca

Si desea más información y una asesoría personalizada, complete el formulario.

¿Para qué región desea registrar la marca?

o